top of page

Comenzar un nuevo año con todo lo que soy

Actualizado: 4 ene

Comenzar siempre es un momento que nos detiene para reflexionar, despierta una sensación de novedad, en algunos de esperanza e ilusión y en otros de angustia o temor... y todo tiene que ver con el hecho de que volvemos a empezar.




Y empezar siempre es una invitación a decidir


¿Cómo quiero este comienzo?

¿Qué quiero que empiece a partir de ahora?

¿Qué quiero que suceda?

¿Qué me impulsa para dar el nuevo paso?


Pero detrás de esas decisiones siempre existen necesidades que van desde la supervivencia hasta la autorrealización (Maslow) y hoy queremos invitarte a enfocarnos a las necesidades emocionales.


Nos importan éstas, porque la humanidad hoy en día parece oscilar entre "los altos ideales de trascendencia" y "la absorbente lucha por saciar todos nuestros placeres corporales".


En medio de estas 2 fuerzas actuales, las emociones buscan espacio, pero los espacios para hablar sobre ellas; nombrarlas; dialogarlas y atenderlas se encuentran menos y con menos oportunidad.



Pero aquí si vamos a reconocerlas 🥳


Algunas necesidades emocionales son:

  • El afecto

  • La pertenencia

  • El reconocimiento

  • La propia valía


Estos constructos se van desarrollando y modificando cada año de nuestra vida y tiene que ver con los acontecimientos y reacciones que vamos tomando ante ellos.


Con la intención de que veas más allá de los 12 deseos 🍇🥂 que te has propuesto para este nuevo año, queremos invitarte a este breve ejercicio para hacer más consciente la forma en la que tomas tus decisiones y propósitos.



¿Qué tanto reconoces tus necesidades emocionales para tomar decisiones?

  • Siempre, pero los resultados no son favorables para mí.

  • Siempre y tengo resultados favorables.

  • A veces, es complicado el equilibrio entre mente y emociones

  • Prefiero no. Las emociones sólo distraen de los objetivos.


Con la respuesta que has elegido pregúntate:


¿Por qué considero de esta manera las emociones para tomar mis decisiones?

¿Desde cuándo creo y hago esto?

¿Qué ha afianzado estas creencias?

¿Qué beneficios tengo de tomar de esta manera mis decisiones?

¿A qué estoy renunciando al tomar así mis necesidades emocionales en relación con mis decisiones?


Esperamos este breve ejercicio te apoye a filtrar, si los deseos que te has propuesto responden a tus verdaderas necesidades como ser humano.




¡Nuestros mejores deseos en tu nueva andanza!

Y no te olvides de caminar complet@




3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page